Adrián Peralta, alumni de GASMA: Gastronomía que emociona

Adrián Peralta nació en Burriana en el seno de una familia con tradición gastronómica. Cursó  sus estudios en GASMA y realizó prácticas en El Poblet, de Quique Dacosta. Ahora está inmerso en el proyecto del Restaurante  Cebo, en Madrid. Tal y como él nos cuenta en esta entrevista “es un sueño cumplido”.

Para quien no te conozca, ¿cómo es Adrián Peralta?

Soy una persona honesta, respetuosa y empática. En la cocina soy inconformista, trabajador y estoy en búsqueda constante de aprendizaje.

Adrián Peralta es alumni de GASMA

¿Por qué, de entre todas las profesiones del mundo, elegiste la Gastronomía?

Posiblemente, estaba predestinado a ella. He crecido influenciado por la gastronomía porque la he vivido muy de cerca. Mi padre y mi tío regentan un  restaurante familiar que fundaron hace más de 30 años mis abuelos.

Actualmente estás trabajando en Cebo, que cuenta con una Estrella Michelín ¿Cómo es tu día a día allí?

Trabajar en Cebo es un sueño hecho realidad. Es el lugar donde te imaginas trabajando cuando eres estudiante y te planteas tu futuro profesional. El concepto de cocina y la filosofía de Cebo, me llenan. Mi día a día en el restaurante es una evolución constante, tanto personal como profesional. También es una oportunidad de reconocimiento al trabajo bien hecho, a la constancia y a la dedicación. En definitiva,  es una gran satisfacción personal.

“Trabajar en Cebo es un sueño hecho realidad”

¿Crees que la Gastronomía puede llegar a emocionar? 

No es que lo crea, lo sé. Y lo he vivido en mis propias carnes. Me he emocionado comiendo platos que me han evocado momentos felices de mi vida, de mi infancia. Incluso cocinándolos. Y también lo he visto en otras personas. Obviamente, cada cual es un mundo y el concepto “emoción” es muy amplio, pero creo firmemente que la gastronomía emociona incluso al más escéptico, al que menos se lo espera.

Adrián está trabajando actualmente en el Restaurante Cebo, que cuenta con una estrella Michelín

Parece que hay un boom de programas televisivos que giran en torno a la Gastronomía. ¿Qué opinas sobre ellos?

Como cualquier herramienta divulgativa, creo que bien utilizada puede ser muy positiva. Yo mismo he sido consumidor de este tipo de programas.  Quizá el problema llega cuando se transmite una imagen generalizada de la cocina que no es real. Sería una lástima que algunos jóvenes eligieran una profesión que desconocen o no les apasiona, simplemente porque se encuentre ahora en auge mediático.

“Me he emocionado comiendo platos que me han evocado momentos felices de mi vida, de mi infancia. Incluso cocinándolos”

¿Qué recuerdos tienes de tu época de estudiante en GASMA?

Son recuerdos todavía muy presentes  y por supuesto,  muy entrañables. GASMA me ha proporcionado las herramientas necesarias para poder desarrollarme como profesional, pero no sólo eso. Me ha dado la oportunidad de conocer a gente maravillosa de diferentes culturas, y lo más importante, una formación completa que va más allá del ámbito docente.

“GASMA Me ha dado la oportunidad de conocer a gente de diferentes culturas, y lo más importante, una formación completa que va más allá del ámbito docente”

¿Dónde te gustaría verte profesionalmente dentro de unos cuantos años?

Ahora mismo, todavía no lo tengo claro. En este momento estoy enfocado al 100% en el proyecto de CEBO. Se trata de un proyecto ambicioso del que quiero formar parte. Me gustaría seguir trabajando para ver cumplidos los objetivos que el equipo tiene en mente y por los que luchamos juntos cada día.

En un futuro más lejano, quizás me gustaría desarrollar un proyecto más personal y propio. ¡Pero en la vida nunca se sabe! Iremos viéndolo poco a poco, sin prisa.

“Me gustaría seguir trabajando para ver cumplidos los objetivos que el equipo tiene en mente y por los que luchamos juntos cada día”

¡Gracias Adrián por inspirarnos con tu testimonio! Y mucha suerte en todos tus proyectos; los de ahora y los del futuro. Aunque con trabajo y talento, te auguramos un camino profesional más que satisfactorio.