Hablamos con Aida Villar, alumna de primer curso del Grado en Gastronomía de Gasma – Universidad CEU Cardenal Herrera, para que nos cuente cómo la beca Merit Program le ha ayudado a cumplir su sueño

Descríbete en tres líneas

Soy natural de Guizán, un pequeño pueblo muy cerca de Vigo, en Galicia. Aunque la gastronomía es mi gran pasión, entre mis aficiones también está leer, la música y, sobre todo, viajar. Uno de mis sueños es visitar muchos países, me parece muy enriquecedor poder conocer otras culturas.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la gastronomía?

Desde muy pequeña me llamaba mucho la atención el mundo de la gastronomía. Recuerdo que con solo 8 años me regalaron una máquina para hacer bombones, pero enseguida se me quedó pequeña y le pedía a mi abuela que me dejase hacerlo en el fuego de la cocina. Desde ahí, cada vez mi ambición fue creciendo hasta el punto de decidir dedicarme profesionalmente a esto.

¿Por qué decidiste estudiar en Gasma?

La combinación de conocimientos culinarios y empresariales que ofrece Gasma me parece que hace que sea una formación muy completa. Cuando supe que me concedían la beca CEU Merit Program como recompensa a mi esfuerzo académico en años anteriores no tuve dudas en elegir Gasma, pues gracias a la beca iba a poder cumplir mi sueño y dedicarme a lo que realmente me apasiona.

¿Cómo estás viviendo tus primeros meses en Gasma? ¿Qué es lo que más te gusta?

Este primer curso en Gasma estoy aprendiendo muchísimo, tanto las clases teóricas como las prácticas me parecen de gran utilidad. Sin duda, una de las mejores experiencias fue haber ganado el concurso de quesos artesanos de Montanejos y presentarlo en la feria.

¿Qué esperas de los próximos cuatro años?

Espero aprovechar al máximo los próximos cuatro años. Tenemos grandes profesores y espero aprender de ellos todo lo posible; creo que no solo nos enseñan una profesión, sino también unos valores que nos harán crecer como personas. Además, creo que no hay mejor entorno de aprendizaje que este, entre compañeros y compañeras de todas partes del mundo, quienes también tienen mucho que aportarnos.

¿Cómo te ves dentro de 10 años?

En diez años espero haber adquirido la experiencia necesaria para ser una buena profesional, pero realmente me parece muy difícil imaginarme dentro de tanto tiempo. Sin embargo, estoy segura de que estaré dedicándome a la gastronomía y, por tanto, muy feliz y agradecida con mi profesión.