Activo, perfeccionista y emprendedor, Álex Albinyana es uno de los ‘veteranos’ en el Grado en Gastronomía y Management Culinario. A las puertas de comenzar el último curso, hablamos con él para conocer sus aficiones, proyectos y su experiencia durante estos tres años como alumno de Gasma.

Descríbete en 5 líneas 

Vengo de valencia y me considero una persona muy activa. Me gusta iniciar nuevos proyectos y desarrollarlos poco a poco con el fin de aprender cosas nuevas y de entretenerme. Aunque la gastronomía es mi gran pasión, soy muy aficionado a los videojuegos. Lo cierto es que les dedico una gran parte de mi tiempo a y creo que, en cierta medida, representan mi forma de ser. Por último, también me gusta viajar y descubrir nuevas culturas y gastronomías, cuanto más diferentes sean, mayor interés despiertan en mí. En resumen, podría decir que me considero una persona curiosa y activa con gran pasión por el ámbito gastronómico en general.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la gastronomía?

Cuando me empecé a plantear mis posibles estudios universitarios me di cuenta de que la gastronomía era algo que siempre había sido muy importante para mí. En aquel momento no dudé.

¿Tienes alguna manía como cocinero?

Soy perfeccionista y reconozco que me suele poner nervioso que otros hagan algo que yo creo que puedo hacer mejor.

¿Qué ingredientes has descubierto en Gasma y no te puedes quitar de la cabeza?

Principalmente los ingredientes de tipo químico o tecnológico como los emulsionantes, texturizantes, etc… Siempre he sido muy curioso, así que el resto, en mayor o menor medida, ya me eran conocidos

Si tuvieras que destacar un plato de algún compañero ¿Cuál sería?

A lo largo de estos tres años he tenido la suerte de probar grandes platos, pero si tengo que elegir uno, diría que el cochinillo a baja temperatura que en su día hizo mi compañero Moisés Armero.

¿Vanguardia o tradición?

Vanguardia, sin duda

¿A qué sabe tu infancia?

¡A arroces!

¿Qué experiencia gastronómica no olvidarás en tu vida?

¿Pueden ser dos? Como experiencia más cercana y personal elegiría las paellas de mi abuela. En cuanto a mis vivencias relacionadas con la alta cocina, me quedo con la experiencia en Ricard Camarena por lo mucho que significó para mí y por todo lo que disfruté.

¿Cómo sería para ti el restaurante perfecto?

Más allá de otras consideraciones, mi restaurante favorito es aquel que haga disfrutar a todo el mundo.

¿En qué piensas cuando no piensas en cocina?

En mis aficiones o en mis proyectos personales, aunque algunos de ellos están relacionados con la cocina. 

¿Qué es lo mejor de estudiar en Gasma?

El gran abanico de posibilidades que abre debido al enfoque multidisciplinar y a la amplia variedad de materias que se imparten relacionadas con la gastronomía.