Almudena Gil (España): “Me considero más empresaria que cocinera”

Se define como una joven entusiasta y comprometida con su trabajo y sus estudios. Almudena Gil, que acaba de terminar el tercer curso del Grado en Gastronomía de Gasma no duda en ayudar a los demás siempre que lo necesitan y una de sus máximas es dar siempre lo mejor de ella. Se considera más empresaria que cocinera, por eso la apuesta de Gasma por el management gastronómico en sus estudios fue fundamental en su decisión (de hecho, ha completado recientemente sus prácticas en el prestigioso Hotel Balneario Las Arenas de Valencia). Hablamos con ella para conocer más de cerca sus vivencias y sus planes de futuro.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la gastronomía?
Aproximadamente a los 16 años

¿Tienes alguna manía en el trabajo?
Creo que algo que me define y que podría definirse como una manía es la obsesión por el orden, tanto en los estudios como en el trabajo

¿Qué ingredientes has descubierto en Gasma y no te puedes quitar de la cabeza?
Me atrae más el lado empresarial de la gastronomía que la cocina, por eso, más que ingredientes he descubierto áreas de conocimiento. Vine a Gasma atraída por el management y la administración y he descubierto el área de la dirección de Food & Beverage

¿Vanguardia o tradición?
En el término medio está la virtud, así que me decanto por una mezcla de ambas

¿A qué sabe tu infancia?
Sin duda a comida tradicional, como por ejemplo a un buen plato de lentejas.

¿Qué experiencia gastronómica no olvidarás en tu vida?
El primer año de carrera pudimos asistir a la competición Bocuse d’Or España que se celebró en Valladolid. Estoy segura de que es una experiencia que recordaré toda mi vida.

¿Cómo sería para ti el restaurante perfecto?
Uno en el que hubiera una buena armonía y sincronización entre la sala y la cocina. Esa es la clave para el éxito.

¿En qué piensas cuando no piensas en cocina?
Cuando no pienso ni en cocina ni en management pienso en buscar nuevos lugares donde probar una gastronomía de calidad. Además y por mi inclinación hacia el mundo de la gestión, me gusta observar y estudiar nuevos modelos de negocios.

¿Qué es lo mejor de estudiar en Gasma?
Sin duda las múltiples personalidades que han venido a dar clase. El hecho de estar en contacto directo con profesionales del sector y que te expliquen su visión es muy enriquecedor.