Dos alumni de Gasma hacen historia en Madrid Fusión

Javi Sanz y Juan Sahuquillo. Dos nombres propios que han pasado de ser una promesa a convertirse en una rutilante realidad. Formados en el Máster en Gastronomía y Management Culinario de Gasma y al frente del restaurante Cañitas Maite (Casas Ibáñez, Albacete), estos dos jóvenes hicieron ayer historia en Madrid Fusión. Sus tres premios en un solo día, entre ellos el de Cocinero Revelación, suponen una gesta única y los convierten, por méritos propios, en los grandes protagonistas de la cita gastronómica.

Cocinero Revelación

En apenas seis horas sucedió todo. Alrededor del mediodía, el Auditorio de Madrid Fusión fue el escenario elegido para presentar el premio Cocinero Revelación 2021. Se trata, sin duda, del galardón más importante de aquellos destinados a nombrar a los chefs que liderarán el futuro de la gastronomía. Su palmarés no deja lugar a dudas. No en vano, en ediciones anteriores el premio ha caído en manos de chefs como David Muñoz o Ricard Camarena. Palabras mayores.

Durante los días anteriores, su nombre comenzó a destacar como favorito y finalmente se confirmaron los pronósticos. Javi Sanz y Juan Sahuquillo recibían la primera gran noticia del día, tal vez la más importante. El premio Cocinero Revelación supone un importante espaldarazo a su apuesta por revitalizar la gastronomía de La Manchuela a través de una propuesta audaz, sugestiva y contemporánea. Una propuesta en la que la tradición, las técnicas ancestrales y la sostenibilidad se sitúan como ejes vertebradores.

Javi y Juan recibían el premio abrazados, entre lágrimas, y ante la alegría de todo el jovencísimo equipo que conforma el Grupo Cañitas y el restaurante Cañitas Maite.

Juan Sahuquillo y Javi Sanz en Madrid Fusión
Juan Sahuquillo y Javi Sanz, ganadores del premio Cocinero Revelación en Madrid Fusión

Mejor Croqueta de Jamón Joselito

Solo cuatro horas después comenzaba el VII Concurso a la Mejor Croqueta de Jamón Joselito. Otra de las citas grandes de Madrid Fusión, ya que ostenta el título oficioso a la mejor croqueta del mundo. Los siete finalistas prepararon su versión de este plato tan conocido para que el jurado lo probara en una cata a ciegas. Un jurado, por cierto, presidido por José Gómez (de Jamones Joselito) e integrado, entre otros, por la chef Elena Arzak. De nuevo, el premio cayó de su lado.

Durante una entrevista previa publicada en nuestro blog nos contaron los secretos de una croqueta que se ha convertido en una de las elaboraciones estrella de su restaurante. En la combinación del mejor jamón Joselito y de los productos del entorno (leche fresca de oveja y mantequilla de elaboración propia), está la clave.

Croqueta de Jamón Joselito elaborada por Javi Sanz y Juan Sahuquillo

Concurso Nacional de Escabeches

Dos horas después llegaba la guinda al pastel. Con las emociones todavía a flor de piel después de un día ya histórico se volvieron a meter en cocinas. Esta vez para participar en la final del II Concurso Nacional de Escabeches que convoca Raíz Culinaria-Castilla La Mancha. Su propuesta, gallo castellano escabechado con verduras de invierno encurtidas volvió a conquistar al jurado, que declaró al tándem creativo de Cañitas Maite como ganador por unanimidad del concurso.

Y así, abrazados a todo su equipo y ante la incredulidad y emoción del público, terminó una jornada histórica. 3 premios en apenas 6 horas, una gesta única en Madrid Fusión, el congreso gastronómico más importante del mundo. Javi Sanz y Juan Sahuquillo han alcanzado el éxito con poco más de 20 años. Y liderando un equipo más joven todavía.

Desde Gasma estamos convencidos de que estos jovencísimos chefs marcarán, muy pronto, el ritmo de la gastronomía. Por eso les abriremos nuestras puertas el próximo martes, cuando compartirán su experiencia y su filosofía culinaria ante los alumnos del Máster en Gastronomía y Management Culinario. Un programa formativo que cursaron hace apenas dos años y que, tal y como nos contaron hace unos meses, les sirvió para ampliar horizontes y pulir una filosofía gastronómica arraigada en el territorio. ¡Por muchos más éxitos!