Cambiar de carrera: el combustible para el éxito

En el Grado en Gastronomía conviven ex estudiantes de Marketing, Ciencias Ambientales o Ingeniería que han decidido cambiar de carrera y seguir su pasión. 

Cada año miles de estudiantes deciden cambiar de rumbo y apostar por otra carrera, una decisión difícil y en la que el componente vocacional tiene mucho que ver. Si estás en esa situación debes saber que la frustración que puedes llegar a sentir es pasajera y que cambiar de carrera no es admitir un fracaso, sino abrir la mente y tu futuro a nuevas oportunidades. En este artículo te contamos por qué apostar por la gastronomía y por lo que te apasiona va a ser una de las decisiones más importantes y valientes de tu vida.

1. Supera el miedo al fracaso.

Razones hay muchas para cambiar de carrera, pero siempre debes tener claro que dar el paso no es ni mucho menos un fracaso. Si al comenzar los estudios te das cuenta de que esa carrera que tenías idealizada no cumple tus expectativas o, si más avanzados los estudios, ves que el futuro profesional que te espera no te llena, ha llegado el momento de que te replantees tu situación. Lo primero que debes tener claro es que no hay motivos para alarmarse. A los 18 años no todo el mundo tiene una vocación ya consolidada ni una varita mágica para saber cómo va a ser su futuro. Lo has probado y no ha funcionado, pero sigues teniendo toda la vida por delante. Aprovecha la oportunidad y ten claro que muchas veces hacer un cambio es el combustible para el éxito

2. Medita bien la decisión.

Una vez tomada la decisión de cambiar de carrera, ahora sólo falta elegir tu nueva dirección. Te conoces mejor y ya sabes cómo funciona una universidad, así que ya tienes gran parte del camino hecho ¿Nos permites un consejo? Busca aquello que realmente te gusta e infórmate a conciencia. Puede que cuando comenzaras la carrera no sabías que podías estudiar Gastronomía en la universidad o que la vocación te haya venido más tarde; en cualquier caso, ahora es posible. Y lo es con un grado universitario que abre de par en par las puertas de tu futuro profesional al incorporar los estudios de management y de idiomas y que, además, te aporta la visión científica que hay detrás de la cocina al más alto nivel. Conoce al dedillo el plan de estudios y consulta las salidas profesionales, ello te servirá para convencer a tus padres de que el paso que vas a dar es el adecuado.

3. Sigue tu pasión.

Esta vez sí, has tomado la dirección adecuada. Vas a seguir tu pasión y vas a hacer que la gastronomía sea el elemento central de tu vida, de tu día a día. Prepárate para el reto, para vivir la exigencia de la alta cocina, pero también para vivir unas experiencias que no olvidarás nunca. Porque el Grado Oficial en Gastronomía de Gasma y la Universidad CEU Cardenal Herrera son muchos viajes en uno. Si has llegado hasta aquí ya sabes que tu viaje te va a llevar al corazón del Mediterráneo, que estudiarás en un campus con dos sedes que aúnan tradición y vanguardia y que vas a compartir tu día a día con estudiantes de más de 36 países. Pero no queremos engañarte, tu carrera en el mundo de la gastronomía no será un camino de rosas. La alta cocina exige esfuerzo, dedicación y muchos sacrificios. No hay atajos para el éxito

4. Empieza a preparar tu llegada.

Aunque parece que aún falta hasta el inicio del próximo curso en septiembre, no lo dejes todo para última hora. Empezar una nueva vida requiere planificación. Probablemente vas a cambiar de ciudad o incluso de país, por lo que es importante que empieces a preparar tu llegada a Gasma cuanto antes. Infórmate sobre la ciudad en la que vas a vivir, sobre las opciones de alojamiento que te brinda Gasma. Aprovecha la motivación de hacer lo que realmente te gusta y empieza el curso con los deberes hechos.

Si has decidido estudiar con nosotros, queremos que sepas que no serás el único que ha tomado la decisión de cambiar de carrera. Entre nuestros estudiantes hay ex alumnos de Márketing y de Ciencias Ambientales, ingenieros que fueron valientes y que decidieron dar el paso con la carrera casi terminada, incluso profesores que estudiaron criminología y hoy la única pista que siguen es la de ser mejor cada día en la alta cocina ¿Te suena? ¡Bienvenido a Gasma!