Castellón es el destino de muchos universitarios gracias a su variada oferta formativa, sus precios más asequibles en comparación con provincias vecinas, su ambiente juvenil y sus favorables condiciones climatológicas.

Castellón

CLIMATOLOGÍA

El clima de Castellón es mediterráneo, caracterizado por inviernos suaves y veranos cálidos, con una agradable temperatura media anual de 18 °C y unos valores medios que oscilan entre los 10 °C de enero y los 25 °C de agosto. La ciudad cuenta con más de 300 días de sol al año. Este clima excelente hace que Castellón sea hoy en día uno de los principales polos de atracción turística de toda Europa.

La huella del mar Mediterráneo y de las diversas culturas que lo han surcado se deja sentir en los paisajes, ciudades, monumentos y forma de vivir de esta tierra.

Gracias a su climatología, es el lugar ideal para practicar deportes al aire libre durante todo el año, como golf, ciclismo, senderismo o deportes náuticos.

MAR Y MONTAÑA

La provincia de Castellón cuenta con 120 km de playas, bañadas por el mar Mediterráneo. El visitante encontrará espacios equipados con duchas, accesos para personas con movilidad reducida, servicios de salvamento y socorrismo, juegos de arena, bibliotecas públicas, animación y paseos marítimos en la mayoría de las playas.

Castellón posee dos parques naturales de litoral, el Parque Natural de la Sierra de Irta y el Parque Natural del Prat de Cabanes, ambos con espacios vírgenes. Destaca además el Parque Natural y Reserva Marina de las Islas Columbretes, compuesto por una serie de islotes volcánicos de obligada cita para los amantes del mar y del submarinismo.

A pesar de ser una provincia costera, Castellón es la segunda provincia más montañosa de España, cuyo techo es el pico del Penyagolosa, con una altura de 1.813 m. Con los parques naturales de la Tinença de Benifassà, Penyagolosa, Sierra de Espadán, Desierto de las Palmas, Sierra Calderona, etc., la provincia presenta un interior único y valores naturales y paisajísticos protegidos.

El visitante encontrará aquí lugares con vistas espectaculares de tan grandiosa naturaleza. Y podrá conocer los hábitats naturales que la provincia alberga, así como numerosos municipios de interior que destacan por su atractivo cultural, histórico y gastronómico.

PATRIMONIO CULTURAL

La oferta de artes escénicas es infinita en Castellón: teatro, música sinfónica, ballet, ópera, pop, jazz… Son muchos los auditorios y salas existentes en la provincia donde se puede disfrutar de todas ellas. Aparte, para conocer el pasado y el presente de la provincia, al visitante le espera un gran abanico de museos, así como las pinturas rupestres de la Valltorta, el teatro romano de Sagunto o el castillo de Peñíscola, que son solo algunos ejemplos del amplio legado cultural de Castellón.

FIESTAS

Están pensadas para vivirlas en la calle, gracias al clima y por ser ruidosas y multitudinarias. Destaca el mes de marzo cuando la capital celebra sus fiestas fundacionales, la Magdalena: son las más famosas de la provincia de Castellón, y están dedicadas al fuego y la pólvora, al tumulto y al desfile al compás de la música.

Las fiestas en toda la provincia son cada vez más conocidas por su valor turístico nacional e internacional. Y en todas nos sentiremos bienvenidos por la diversión y la cordialidad que exhiben sus calles y sus gentes.

Castellón es provincia de festivales. Son muchos y variados los que se ofertan a lo largo de todo el año en distintas localidades.

  • FIB (Benicàssim)
  • ARENAL SOUND (Burriana)
  • ROTOTOM SUNSPLASH (Benicàssim)
  • ELECTROSPLASH (Vinaròs)
  • CERTAMEN INTERNACIONAL DE GUITARRA FRANCISCO TÁRREGA (Benicàssim)
  • FESTIVAL DE JAZZ DE PEÑÍSCOLA (Peñíscola)
  • FESTIVAL INTERNACIONAL DE MÚSICA ANTIGUA Y BARROCA (Peñíscola)
  • BENICÀSSIM BLUES FESTIVAL (Benicàssim)

GASTRONOMÍA

El arroz es el rey de la cocina valenciana, y la paella su indiscutible protagonista. Existen paellas para todos los gustos: con verdura, marisco, pescado, carne… Es la excusa perfecta para reunir en torno a la mesa a familiares, amigos, clientes o turistas.

Más allá del arroz, nuestra oferta gastronómica está avalada por buenos pescados, excelentes verduras, carnes selectas y un tratamiento siempre afectuoso, fundamentos de la cocina mediterránea.

Los fogones castellonenses se atreven con la variedad y el contraste; en sus afamados restaurantes, innovar es una actitud obligada en este oficio tan arraigado como es la cocina