El chef pastelero Toni Vera en Gasma
¿En qué consiste el trabajo de un chef pastelero?

¿Alguna vez te has preguntado qué hace falta para ser chef pastelero? Basta con echar un vistazo a algunos escaparates o ir a un restaurante para maravillarte con todos los dulces que se pueden hacer. Ya sea por su sabor, originalidad, recursos o por el diseño con el que han sido elaborados. 

Y es que la pastelería artesanal no solo es un gusto para el paladar, también puede abrirte un sinfín de oportunidades laborales. Ahora bien, si quieres dedicarte profesionalmente a este mundo, debes saber que la exigencia es máxima y que las innovaciones en este campo son constantes. Formarte a lo largo de toda tu carrera profesional será, por tanto, fundamental.

El perfil del chef pastelero: salidas profesionales

¿Un pastelero solamente puede trabajar en una pastelería? Ni mucho menos. La cocina dulce sigue creciendo cada día y abriendo las puertas de más oportunidades laborales a aquellos que se aplican con pasión. 

En un obrador

Preparando los pasteles diarios de una tienda o pastelería e incluso realizando postres por encargo para restaurantes, cáterings y otros negocios de hostelería. 

Realizando los postres en un restaurante

En función del restaurante te pueden dar mucho margen de libertad para crear postres nuevos. La temporalidad de los ingredientes y saber adaptarse a la filosofía del restaurante son claves para triunfar como pastry chef. 

Emprender un proyecto personal

Gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías, las posibildiades son enormes. Tu propia tienda de pasteles online o física,  tal vez dedicarte a las tartas, hacer dulces veganos…

Técnico en la industria alimentaria

Sin duda una de las áreas con más posibilidades. Las grandes marcas requieren especialistas que les ayuden a desarrollar nuevos productos, a técnicos de control de calidad o a chefs pasteleros encargados de realizar demostraciones profesionales. 

La formación, clave para convertirse en un chef pastelero

Cualidades y funciones de un chef de pastelería

Y a ti como profesional, ¿qué se te va a exigir? ¿Qué te hará falta para ser bueno?

  • Ser rápido. Como en cualquier sector de la hostelería, tienes que dar una respuesta inmediata a las demandas de los clientes.
  • Tener creatividad. La pastelería es algo muy visual, donde se juega con los sentidos de quien vaya a probar el producto. Por lo tanto, tienes que innovar. No solo para hacer nuevas recetas, también para presentar las elaboraciones de una manera diferente.
  • Ser habilidoso. Al igual que sucede en la cocina, más vale maña que fuerza. Tendrás que tener paciencia y habilidad manual para que las tartas, pasteles y dulces tengan un aspecto absolutamente irresistible.
  • Capacidad de gestión. Tanto de los recursos como del personal. Ya sea en restaurante o en un negocio propio, un chef pastelero ha de ser también un buen gestor.

Y estas serían las funciones que tendría un chef de pastelería:

  • Controlar la producción y el stock. Ver de qué productos se dispone y cuáles son necesarios, gestinar el stock y la relación con los proveedores.
  • Diseñar el menú semanal de todo aquello que vayáis a preparar para gestionar los suministros.
  • Organizar el equipo, en función de dónde trabajes.
  • Controlar el funcionamiento de las máquinaria de pastelería.Apostar por la creatividad e innovación. Si quieres estar a la vanguardia, debes de seguir formándote descubriendo nuevas técnicas, productos o maneras de elaborar los dulces.

Como ves, se trata de un trabajo muy solicitado que te puede abrir numerosas puertas. Tiene una importante dosis de responsabilidad y también te ofrece terreno para la innovación y la experimentación.

¿Qué hay que estudiar para convertirse en un chef pastelero?

¿Cómo y dónde puedes estudiar pastelería? Como seguramente ya sabrás, la gastronomía es materia de estudio en universidades, con titulaciones que van desde los grados al máster. De hecho, la oferta es especialmente amplia, porque no hay un solo curso de chef de pastelería. Tienes una variedad de másteres o estudios superiores donde puedes aprender y desarrollar sus diferentes ramas.

Además, en Gasma encontrarás también programas específicos como los diplomas en Postres de Restaurante, en Masas Fermentadas o en Chocolate: producto y técnica

Clase de masas hojaldradas en Gasma

Estos cursos son la garantía de que adquirirás conocimientos de vanguardia que te podrán ayudar a potenciar y desarrollar tus habilidades como profesional. La gastronomía no deja de refinarse, volviéndose constantemente más sofisticada. Y la pastelería y el mundo del dulce no se han quedado atrás.

En definitiva, ser un pastelero profesional es un oficio muy demandado en la cultura gastronómica actual. Pero los postres son complejos y creativos, y requieren de técnicas, maquinaria y conocimientos en su elaboración. Por eso, la mejor manera de ser un profesional es estudiando lo suficiente y formándote en una profesión en la que encontrarás muchas puertas abiertas. ¿Te interesa? ¡En Gasma te podemos ayudar!