Clarissa Maso (Italia): “Convivir con alumnos de tantos países te hace aprender cada día”

A pesar de su juventud, Clarissa Maso (Italia) atesora ya una larga experiencia en el mundo de la gastronomía. No en vano, esta estudiante de tercero del Grado en Gastronomía de Gasma ha trabajado en cocina, sala y pastelería durante los últimos 8 años. Se considera una chica responsable y enérgica, apasionada por la innovación y la docencia. De hecho, confiesa que en un futuro le gustaría compartir sus conocimientos con los alumnos de un campus universitario de gastronomía como Gasma.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la gastronomía?
A los 13 años supe que la gastronomía marcaría no sólo mi futuro, sino también mi forma de ser. Al año siguiente me matriculé en una escuela de hostelería en Italia y desde entonces he seguido formándome en este campo.

¿Tienes alguna manía como cocinero?
Mi principal manía es limpieza y el orden, tanto en mi vida diaria como en el puesto de trabajo.

¿Qué ingredientes has descubierto en Gasma y no te puedes quitar de la cabeza?
¡El caviar cítrico!

Si tuvieras que destacar un plato de algún compañero ¿Cuál sería?
Sin duda elegiría un ceviche de cualquier compañero de Latinoamérica

¿Vanguardia o tradición?
Me gusta la innovación en cualquier campo, así que me decanto por la vanguardia

¿A qué sabe tu infancia?
A cebolla pochada con salsa de tomate, es decir, a la cocina de mi abuela

¿Qué experiencia gastronómica no olvidarás en tu vida?
La experiencia gastronómica que más me ha marcado hasta ahora la he vivido en Gasma este curso. Ha sido la masterclass impartida por Dani Lasa y Guillermo Cruz del restaurante Mugaritz (2 estrellas Michelin y número 9 de la prestigiosa lista The World’s 50 Best Restaurants) en la que nos explicaron el trabajo conjunto que realizan los equipos de sala y cocina bajo el título sinergias emocionales.

¿Cómo sería para ti el restaurante perfecto?
Uno en el que los empleados estén siempre felices a la hora de trabajar, donde la cocina y la sala funcionen al unísono y por supuesto, en el que los clientes estén siempre satisfechos!

¿En qué piensas cuando no piensas en cocina?
Pienso en muchas cosas, pero si hablamos de gastronomía me decanto por la sumillería y el servicio de sala.

¿Qué es lo mejor de estudiar en Gasma?
Sin duda su carácter internacional y la procedencia tan diversa de los estudiantes. Creo que convivir con alumnos de tantos países distintos te hace aprender cosas cada día.