Cooking for Amatrice: cocina para ayudar a reconstruir la Escuela de Hostelería italiana devastada por el terremoto

El campus gastronómico de la CEU-UCH en Castellón enseñará el próximo 24 de noviembre a elaborar y preparar la pasta amatriciana. Será impartido por el alumno italiano Federico Lo Bue que inició sus estudios en esa escuela de Amatrice.

Amatrice prácticamente ha desaparecido del mapa tras el seísmo del pasado 24 de agosto que se saldó con más de un centenar de víctimas mortales. Su escuela de Hostelería (Scuola Alberghiera) no es una excepción en ese paisaje desolador: ha quedado muy dañada no sólo por el terremoto de hace tres meses sino por el seísmo de finales de octubre que sacudió también el centro de Italia. Sus alumnos han sido trasladados a la Escuela de la misma institución situada en Rieti, una de las escuelas de mayor prestigio en Italia. Aquí es donde precisamente inició sus estudios Federico Lo bue. Lo bue, nacido en Castel di Tora –un pequeño pueblo de esa provincia-, es el alumno de gastronomía de la CEU-UCH que impartirá este curso benéfico cuya recaudación se destinará íntegramente a la reconstrucción de la Escuela de Hostelería de Amatrice. Lo bue, que se ha formado también en México y Madrid, enseñará a elaborar a mano y a preparar la pasta amatriciana, de gran éxito en todo el centro de Italia y especialmente en la capital, en Roma. Será un acto que se organiza dentro del formato de Cooklovers de Gasma y tendrá lugar el próximo día 24 de noviembre, justo tres meses después del fatídico seísmo que sacudió toda la región con efectos devastadores y que se llevó por delante el que hasta ese momento era uno de los pueblos más bonitos de Italia.

Estado actual de la Escuela de Hostelería de Amatrice tras el terremoto
Estado actual de la Escuela de Hostelería de Amatrice tras el terremoto
Gastronomía para transformar el mundo

“Estamos hablando de gastronomía y de solidaridad. No nos quedamos con los brazos cruzados. En Gasma, en el campus gastronómico de la Universidad CEU Cardenal Herrera, entendemos la gastronomía como una manera de transformar el mundo. En este caso, de reconstruirlo”, son palabras de Lo bue y que cabe enmarcar dentro de los valores de esta institución donde se entiende esta disciplina, ante todo, como una herramienta para mejorar la sociedad. En esa línea actuaron los 60 mejores chefs italianos (Massimo Bottura, Moreno Cendroni, Maurizio, Sandro Serva, Genaro Esposito, Carlo Cracco o Mauro Uliassi, entre otros) el pasado mes de octubre organizando tres cenas benéficas bajo una iniciativa bautizada como “Las estrellas vuelven a la escuela”. Todo lo recaudado se destinó también a la reconstrucción de la Escuela de Hostelería de Amatrice.

Cada ‘grano’ cuenta: plato O

Esta iniciativa del campus gastronómico de la CEU-UCH está abierta a particulares, profesionales y a empresas e instituciones que también quieran colaborar. A tal fin se abrirá un plato 0, un número de cuenta, bajo el epígrafe CookingforAmatrice para poder realizar donaciones. El reto no sólo es recaudar fondos sino también conseguir todo el material de cocina que sea posible para donarlos esta Navidad a la escuela de Amatrice. Será el mismo Federico Lo Bue quien viaje a esta localidad italiana y haga entrega a los responsables de esta escuela que han valorado la iniciativa como “encomiable y altamente positiva”.