El arroz como negocio gastronómico: de las casas a la alta cocina

Los arroces siempre han ligado su referencia culinaria a la Comunidad Valenciana, la tierra en la que su cultivo, tratamiento, recetario y exportación ha alcanzado el máximo exponente gastronómico mundial en forma de un plato universal llamado paella.

Pero no es sólo España la que vive de cara al segundo cereal más cultivado del planeta. China basa la mayoría de su alimentación en él, Japón lo incluye en muchos de sus platos típicos y Latinoamérica lo acompaña de numerosos ingredientes en cualquiera de sus especialidades más conocidas.

En la etapa final del siglo XX y los inicios del XXI, el arroz ha sido considerado más un complemento que un negocio en sí mismo. Por tradición se mantenían algunas arrocerías ‘clásicas’, pero nunca bajo la filosofía de poner este producto en el centro de la oferta.

Sin embargo, tanto la entrada de jóvenes restauradores que han recuperado usos y variedades como la innovación en platos de alta cocina a cargo de chefs distinguidos con Estrella Michelin han revitalizado un concepto que hoy día se erige como una garantía de reinvención o de creación de un nuevo espacio gastronómico.

Bajo esta premisa nace el Diploma Gasma para profesionales ‘La arrocería: técnicas culinarias y modelos de negocio’, que aunará en este temario todas estas tendencias y permitirá a los alumnos no sólo introducirse en las numerosas maneras de cocinar un arroz sino en cuál podría ser su apuesta concreta a la hora de abrir o renovar un establecimiento culinario.

Si tú también crees que el arroz es ese producto gastronómico que hará despuntar tu carrera o tu negocio, quizá te interese leer más sobre el  Diploma Gasma para profesionales ‘La arrocería: técnicas culinarias y modelos de negocio’, con el que te enseñaremos cómo hacerlo. Un curso presencial y bonificable para profesionales inquietos y emprendedores.