Jhon Mendoza, alumni del Máster en Gastronomía de Gasma
El futuro de la gastronomía se escribe en Gasma

Conseguir como jefe de cocina la primera estrella Michelin para un restaurante, conquistar  la crítica y ser nominado a uno de los premios gastronómicos más importantes del país, dirigir un proyecto de acuicultura sostenible en un restaurante de alto valor gastronómico o dar el salto a la televisión. El Máster en Gastronomía y Management Culinario de Gasma ha sido el catalizador en la carrera de muchos jóvenes chefs que hoy en día dirigen o participan en algunos de los proyectos gastronómicos más interesantes. ¿Quieres conocerlos?

Jhon Mendoza, alumni del Máster en Gastronomía
Jhon Mendoza (en el centro) como docente en el Máster en Gastronomía

Una estrella en Valladolid

Jhon Mendoza (Italia-Perú) cursó la primera edición del Máster en Gastronomía y Management Culinario de Gasma. Finalizó sus estudios en a principios de 2017 y dos años y medio después contribuyó como jefe de cocina en Taller Arzuaga a la consecución de su primera estrella Michelin. Se trata de un ambicioso proyecto gastronómico dirigido por la ex diseñadora de moda, Amaya Arzuaga, con el chef Víctor Gutiérrez como asesor gastronómico.

La relación entre Jhon y Víctor comenzó precisamente en las cocinas de Gasma. El chef peruano Víctor Gutiérrez fue uno de los profesores del Máster y Jhon no dudó en elegir su restaurante (1 estrella Michelin) como lugar donde seguir formándose durante su estancia de prácticas. “Al finalizar las prácticas seguí trabajando con él, hasta que tuvo la confianza necesaria para proponerme formar parte del equipo de Taller Arzuaga como jefe de cocina”, explica Jhon. Su participación fue por tanto, decisiva en el nacimiento de un proyecto apegado al territorio, que busca reinterpretar la cocina de vanguardia y que en apenas un año de vida ha logrado su primera estrella Michelin.  

Juan Sahuqillo y Javi Sanz, alumni del Máster en Gastronomía de Gasma
Juan Sahuquillo y Javi Sanz de Cañitas Maite, en Gasma

Candidatos al premio Cocinero Revelación

Javi Sanz y Juan Sahuquillo (España) llegaron al Máster en Gastronomía y Management Culinario con una beca de Cervezas Ambar bajo el brazo y una idea clara: adquirir los conocimientos necesarios para desarrollar la propuesta gastronómica que siempre habían querido en Cañitas Maite, el negocio familiar de uno de los dos alumni de Gasma. Ese objetivo es el que les dio la energía necesaria para compatibilizar estudios y trabajo, para adquirir responsabilidades durante su estancia de prácticas en dos de los mejores restaurantes de España (Casa Marcial y Mugaritz, ambos con 2 estrellas Michelin) y para impulsar por fin el proyecto de sus sueños.

Y vaya si lo han hecho. En un tiempo récord dirigen un equipo jovencísimo que ha conseguido situar a La Manchuela en el mapa gastronómico de España.  Por su restaurante desfilan habitualmente los mejores críticos gastronómicos del país, su croqueta de jamón Joselito es candidata a la Mejor Croqueta del Mundo y ellos al premio Cocinero Revelación de Madrid Fusión. Casi nada. “El Máster también nos ayudó a tener claro que, como cocineros, hay que tener una personalidad muy marcada, diferente”, explican. Y a juzgar por su currículum, lo han conseguido.

Miguel del Valle, alumni del Máster en Gastronomía de Gasma
Miguel del Valle (izquierda), como docente del Máster en Gastronomía

Economía circular aplicada a la gastronomía

Miguel del Valle (Venezuela) llegó a Gasma desde Málaga.  “Lo que me llevó a decidirme por Gasma por encima de otras escuela fue la oferta formativa. Tanto la metodología, como las instalaciones y el abanico de grandes profesionales que participaron en mi formación fueron determinantes a la hora de elegir universidad.”, explica. Y al igual que Jhon Mendoza, fue el contacto directo con estos chefs el que determinaron su carrera. Diego Gallegos, chef del restaurante Sollo (1 estrella Michelin), fue uno de los profesores del programa formativo. La conexión fue total y Miguel no dudó en volver a Málaga y ponerse a las órdenes del chef.

Tras su etapa de formación siguió formando parte de la plantilla de Sollo y como jefe de cocina fue el encargado de dirigir su proyecto de acuoponía aplicada a la acuicultura. Economía circular y gastronomía. I+D+i. “El menú del restaurante se basa en un 70% en lo que nos brinda este invernadero. Obviamente, el proyecto ha ido creciendo con el tiempo, contando cada vez con más especies de pescado y tipos de planta”. Sobre la importancia del Máster en su carrera, sentencia: “Ciertamente, cursar el Máster supuso un antes y un después en mi carrera profesional. Gracias a esta experiencia he podido conocer cómo se desarrolla, desde dentro, el mundo de la alta gastronomía”.

Carlos Espinal, alumni del Máster en Gastronomía de Gasma.
Carlos Espinal, en el programa Buen Provecho Honduras

La cara de Buen Provecho (Honduras)

En otoño de 2018 Carlos Espinal comenzaba sus estudios en el Máster en Gastronomía y Management Culinario de Gasma. Se convertía, así, en el primer hondureño en estudiar un posgrado gastronómico en España. Tras cursar el programa y realizar las prácticas en el restaurante Aponiente del chef Ángel León (3 estrellas Michelin), Carlos ha vuelto a Honduras convertido en referente mediático (presenta el programa Buen Provecho) y con el sueño de contribuir al impulso de su país a través de la Gastronomía.

Carlos explica que el Máster en Gastronomía le ayudó a ampliar sus horizontes: “Es una mezcla perfecta entre el aprendizaje de las técnicas de vanguardia y de las herramientas para poder administrar un negocio de restauración. Todo ello a cargo de los chefs y responsables de los mejores restaurantes del mundo”. De vuelta a Honduras, Carlos trabaja como docente y divulgador gastronómico con un objetivo claro: revolucionar Honduras por medio de la gastronomía: “Toda la experiencia y conocimiento adquirido ha sido fundamental para poder venir y replicarlo en mi país. Ese es mi enfoque principal”.

William Gnudy (derecha), junto al chef Iván Domínguez en Gasma

Militancia atlántica

William Gnudy llegó al Máster en Gastronomía y Management Culinario de Gasma procedente de Italia. Un italiano que desde años desarrolla su militancia atlántica en A Coruña bajo las órdenes del chef Iván Domínguez. “Todo empezó en Gasma, donde conocí a Iván. Al finalizar el Máster me fui de prácticas a Alborada (1 estrella Michelin)”. En aquel momento, Iván era el chef ejecutivo del grupo Alborada. Como parte del equipo de confianza del chef, William vivió de primera mano el nacimiento de su nuevo proyecto: NaDo.

“La experiencia me ha ayudado a crecer, ya que he visto el nacimiento de un restaurante desde cero: diseñar los menús, la selección y el trato con los proveedores, crear los sistemas de trabajo. Ha sido una experiencia única que sin duda me va a servir de mucho”. Asimismo, considera que su formación en Gasma, con la apuesta con el management como piedra angular, le permitió estar preparado para el desafío. Por último, de su experiencia en Gasma, destaca la convivencia tanto con sus compañeros como con los chefs y profesores que participaron en su formación: “Es una de las cosas más importantes que me llevo. Te permite aprender de los demás, no solo de los profesores, sino del resto de compañeros, ya que al haber alumnos de varios países se aprende mucho. Es una experiencia única”.

Si tú también te sientes preparado para dar el salto y apostar por un programa formativo pionero, solicita información.