Estudiar en casa: consejos para mantener tu rendimiento

La alerta sanitaria a nivel global ha llevado a los habitantes de todos los puntos del planeta a una nueva realidad. Un escenario que no es ajeno a los y las estudiantes del Grado en Gastronomía de Gasma. Desde el pasado 23 de marzo experimentan otra forma de vivir la universidad con las nuevas tecnologías como grandes aliadas. Ahora las clases se dan a través de la plataforma virtual de la Universidad CEU – Cardenal Herrera, y todo el contacto con profesores y compañeros tiene lugar en la pantalla de móviles y ordenadores.

Los cambios en la rutina pueden hacer que en ocasiones sea más difícil concentrarse y organizarse. Por eso, os dejamos una serie de consejos para que el hecho de quedarse en casa no afecte al rendimiento académico.

Crea tu propia rutina

Ya se sabe que somos animales de costumbres, así que crear una rutina es esencial para seguir siendo productivos, como también lo es la planificación. Hazte un plan semanal en función de los objetivos (ya sean entregas o exámenes) y organiza tu tiempo de estudio a partir de los horarios de la clase y de tu ritmo de vida. ¿Eres más productivo por la mañana? ¿Prefieres estudiar por la tarde? Crea un horario y sé constante a la hora de seguirlo. El trabajo diario es la clave para convertir estos nuevos hábitos en una rutina.

Adapta el espacio al estudio

Aunque pueda parecer tentador seguir las clases desde la cama o desde el sofá, es fundamental adaptar un espacio y dedicarlo exclusivamente al estudio. Intenta que sea cómodo, bien iluminado y con una temperatura constante. Además, es importante que tengas siempre a mano todo lo que necesites tanto para seguir las clases como para estudiar. Ya verás como tu concentración aumenta y te resulta más sencillo conseguir esa rutina tan necesaria.

Evita las distracciones

Mantener el móvil apagado o silenciado es fundamental para concentrarse. Si necesitas utilizar el ordenador para realizar alguna de las tareas, trata de limitar el uso de internet para lo estrictamente necesario. Por supuesto, nada de levantarse cada cinco minutos y de pasear por la casa. Eso sí, no somos máquinas, así que las pausas ayudan. Tómate cinco minutos de respiro después de cada hora de estudio o de trabajo. Será un buen momento para conectar con los tuyos.

Mantén hábitos saludables

Realizar ejercicio de forma regular te servirá para encontrarte mejor y para tener más energía durante el día. Afortunadamente, existen un montón de apps y de sesiones online para mantenernos en forma desde casa. Del mismo modo, trata de dormir bien y de mantener las 8 horas de sueño recomendadas. Ese descanso necesario para el cuerpo y la mente es fundamental para rendir al día siguiente. Por último, trata de mantener una dieta equilibrada y de evitar ese constante deambular hasta la nevera.

Y por supuesto… ¡cocina!

Porque sabemos que te encanta y que te ayuda a relajarte, aprovecha ese tiempo de más que pasamos en casa para cocinar. Ya sea para poner en práctica lo aprendido en las sesiones teóricas, o simplemente porque te ayuda a evadirte y a emplear el tiempo libre de forma productiva. La cocina es, más que nunca, nuestra aliada en estos tiempos de confinamiento. Seguro que tus familiares o compañeros de piso te lo agradecerán.