Existen en España más de 200.000 bares y cafeterías, que constituyen una de las grandes redes contributivas del país y representan gran parte de la cultura gastronómica española.

Jordi Rosell, que dirige el servicio de Catering de La Seu en Valencia al tiempo que compagina su labor con la impartición de numerosos cursos y una intensa actividad como bloguero, resumió en un libro de apenas 300 páginas cómo debería ser la gestión de este tipo de establecimientos.

Para ello aboga por dos tendencias muy diferenciadas: la primera, segmentada en las novedades en la oferta. Locales de comida rápida y saludable (los fast good fast food quality), la moda del brunch (desayuno y almuerzo a la vez), los after work (unión de restaurante y bar de copas en el mismo local), la comida para llevar o para servir a domicilio (microsupermercados dentro de los establecimientos hosteleros), los restaurantes y cafeterías automatizados y sin servicio de camareros (tendencias que consisten en suprimir personal y trasladar al cliente la reducción de costes en forma de precios más atractivos), las cartas en soporte pantalla de televisión individual para cada mesa o el wi-fi.


La segunda tiene que ver con la forma de promocionar los locales, con la apuesta por patrocinios, organización de eventos y actos (exposiciones, música en vivo, los circuitos café-teatro), o la presencia activa en la web 2.0 a través de los foros, blogs, portales de opinión, redes sociales y herramientas de geolocalización.


Esta situación conlleva que los locales “de toda la vida” puedan seguir llenos, siempre y cuando, no solo conserven su autenticidad, sino que además interactúen con sus clientes con estas nuevas formas. Una experiencia que impartirá desde sus más de 10 años de vinculación al sector gastronómico.