Gasma confía en los distribuidores de vino de Castellón para ‘equipar’ su bodega

Implicar a los profesionales de la gastronomía y sectores derivados de la provincia de Castellón ha sido, desde el principio, uno de los objetivos del Campus de Gastronomía y Management Culinario Gasma. Así, uno de los colectivos que se suma al proyecto es el de los distribuidores de vinos, quienes a través de la Asociación de Distribuidores de Vino de Calidad en Castellón (Vindicas), serán los proveedores de todos los caldos que conforman la bodega de Gasma. Esta colección servirá para cubrir las necesidades tanto formativas como de los proyectos gastronómicos y de restauración que se iniciarán en Villa Dolores y que estarán abiertos a todos los vecinos de Castellón.

Para escenificar este acuerdo de colaboración, Gasma abrió ayer las puertas de su campus de Villa Dolores a los asociados de Vindicas e invitados. Durante la visita, los miembros de Vindicas pudieron conocer de primera mano un proyecto que va más allá de lo puramente formativo para convertirse en el epicentro de un nuevo Gastro Valley a orillas del Mediterráneo. Tras una visita a las instalaciones, los asistentes descubrieron uno de los secretos mejor guardados de Gasma, su bodega, una cavidad formada por diferentes estancias y galerías subterráneas que sirvió como refugio durante la Guerra Civil.

En estas paredes con historia, el presidente de Vindicas, Vicente Martínez, agradeció a Gasma por haber contado con los distribuidores de vino ubicados en la provincia y sobre todo por el esfuerzo realizado para poner en marcha un proyecto “emblemático para Castellón” y que camina con paso firme. El encuentro finalizó con un vino de honor en los jardines de Villa Dolores y con la promesa de trabajar conjuntamente para impulsar la gastronomía en la provincia.

entrada_2

entrada_8

entrada_7

entrada_6

entrada_5

entrada_4

entrada_3