Las tapas celebran su día

Su revolución ha sido tal que hoy en día resulta complicado trazar unos límites exactos sobre lo que es y lo que no es. Ferrán Adrià aludía recientemente en Londres a una cierta “manera de entender la vida, de vivir y compartir”. Y es precisamente ese modo de vida determinado el que ha ayudado a su internacionalización (no es extraño que los internautas españoles consideren que debe ser la imagen de nuestra gastronomía en el extranjero). Hoy hablamos de las tapas, un fenómeno tan nuestro como universal y que desde hace dos años celebra su Día Mundial. La cita es hoy lunes 29 de septiembre y el evento cuenta con un padrino de excepción, David Muñoz, chef atrevido e inconformista que cuenta con 3 estrellas Michelin.

La celebración del Día Mundial de la Tapa corre a cargo de la Asociación Saborea España, integrada por cinco entidades de ámbito nacional (la Federación Española de Hostelería, la Asociación Española de Destinos para la Promoción del Turismo Gastronómico, la red europea Eurotoques, la Federación de Cocineros y Reposteros de España y Paradores de Turismo) y presidida por el chef Pedro Subijana. El objetivo de esta jornada que vivirá el lunes su tercera edición es el de “poner en valor uno de los elementos diferenciales de la gastronomía española reconocidos mundialmente”, explican desde la asociación.

Para ello, numerosos eventos gastronómicos se sucederán por todo el país durante los meses de septiembre y octubre para honrar “la mejor representación de nuestra gastronomía en miniatura”. La Comunidad Valenciana se ha sumado a la iniciativa. Así, Valencia que ha acogido recientemente la IV Feria de la Tapa, celebrará del 8 al 19 de octubre la V edición de Ir de Tapas por Valencia. En la misma fecha, Alicante también vivirá la tercera edición de esta iniciativa, una ruta por diferentes puntos de la ciudad con la participación de tabernas y restaurantes que ofrecerán bebida más tapa a un precio de 2,5 euros.

Con estas acciones se pretende, por tanto, impulsar un formato que ha terminado por convertirse en imagen de la gastronomía española, no sólo en el extranjero. Experiencias como el Tickets Bar de Albert Adrià, que ha adaptado el universo Bullí al mundo de la tapa o propuestas más alternativas de grandes chefs (en Valencia encontramos el Canalla Bistro o el Central Bar de Ricard Camarena  o el Mercat Bar y el Vuelve Carolina de Quique Dacosta) en las que el formato tapa marca tendencia demuestran no sólo que las tapas han llegado también a la alta gastronomía sino que además la han hecho universal, más accesible para el gran público dentro y fuera de nuestras fronteras.