Los zumos son para el verano

Los expertos nos dicen que estamos en plena canícula estival, ese periodo sofocante durante el que se registran habitualmente las máximas temperaturas y que por estadística, al menos en nuestro país, va desde el 15 de julio al 15 de agosto. Ante esta situación, todos conocemos los consejos básicos: el sol, lo justo, hidratarse constantemente y mantener una dieta adecuada, evitando aquellos platos que nos van a provocar una digestión pesada. En esta tesitura, no es extraño que los zumos sean uno de los alimentos más socorridos, uno de los indiscutibles de verano. Le dan sabor y color a nuestra ingesta diaria de agua, aportan vitaminas y nutrientes… y además, están buenos.

Hablamos, por supuesto, de los zumos naturales, realizados a base de frutas y verduras de temporada y si puede ser, consumidos al instante.  Una corriente que parece que va al alza. Así, si bien el consumo general de zumos ha descendido en toda Europa (las previsiones hablan de un 2,9% entre 2013 y 2014), son los zumos a base de concentrado los que registran un mayor descenso. Por el contrario, el consumidor se vuelve cada vez más exigente… e incluso exótico. De hecho, un estudio  realizado por la Asociación Española de Fabricantes de Zumos revela que es en Valencia donde existe un mayor consumo de zumos exóticos con ingredientes como el pomelo o los arándanos.

Un paseo por el centro de la ciudad bastará para corroborar que las nuevas zumerías forman ya parte del decorado urbano, como, por ejemplo, ocurre con los establecimientos especializados en yogur helado.  Anglicismos como ‘smoothie’ son ya de uso común mientras se adivinan nuevas modas que prometen un producto cada vez más natural.

¿Qué hay de verdad?

Si bien el zumo es una fuente de hidratación necesaria durante los días de más calor, conviene ser cauto respecto a las cualidades saludables y casi milagrosas que a menudo se le atribuyen. Una vez avisados de que los zumos no son la panacea y de que su consumo debe servir para reforzar la ingesta de frutas y verduras –no para sustituirla-, os dejamos algunas propuestas para empezar bien el día.