marketing gastronómico
El nuevo marketing gastronómico

Los profesionales de la gastronomía y de la restauración no deben estar al margen de las nuevas tendencias en digitalización y comunicación. Por eso, el marketing gastronómico forma parte del plan de estudios de programas como el Grado en Gastronomía o el Máster en Gastronomía y Management Culinario de Gasma. A continuación, recorremos algunas de las tendencias del sector junto a Esther González Lorca.

Hablar de marketing gastronómico, a día de hoy, es sin duda hablar de experiencias que de todas las formas integran dispositivos móviles. El ámbito online y offline nunca antes estuvieron tan unido en el sector y esto ha acelerarado las tendencias digitales de las que tanto se venía hablando en los últimos años.

Los cambios, y más cuando son cambios tan abruptos, no suelen tener una calurosa acogida por parte de quienes los tienen que implementar, pero hay una certeza. Aquellos que son capaces de adaptarse al cambio con mayor rapidez siempre van un paso por delante, y a la larga terminan marcando la diferencia.

Going mobile

Esta nueva normalidad a la que poco a poco nos vamos habituando implica que los dispositivos móviles se integren en la mesa desde el mismo momento en que nos sentamos alrededor de ella. Recordemos que los menús o las cartas, tal y como las conocíamos desde siempre, están prohibidas en muchas partes del mundo. Lo que tenemos en su lugar es un código QR que escaneamos desde nuestro dispositivo móvil y que nos lleva al menú o a la carta del restaurante. Esto es un cambio radical de paradigma.

Veo a diario, en cafeterías y restaurantes de todo tipo, que estos QR redirigen a documentos de Word sin formato, sin estilo, desaprovechando todas las posibilidades digitales que tenemos a nuestro alcance y que un usuario con conocimientos mínimos puede llevar a cabo.

La importancia de la gamificación

Hablar de tendencias en marketing es, sin duda, hablar de gamificación. Seguramente para muchos de los lectores este sea un término con el que estáis familiarizados. La gamificación es un método que se viene aplicando en educación desde hace ya varios años y que consiste en llevar la mecánica del juego a entornos no lúdicos.

Quizá os estéis preguntando, ¿qué tiene que ver esto con la restauración o la gastronomía? Pues tiene todo que ver, ya que si partimos de la base de que el sector gastronómico es un sector que se basa en las experiencias, todo aquello que fomente, mejore y complemente una experiencia, será, sin duda, un punto de inflexión que marcará la diferencia.

La experiencia del cliente

Venimos hablando desde hace años, prácticamente desde que las redes sociales y las websites tomaron la importancia que tienen hoy, de que en el sector gastronómico la experiencia empieza antes de que el comensal llegue al restaurante, o antes de que vaya a comprar o consumir un producto. Esta experiencia previa tiene varias partes.

Por un lado, la tendencia en páginas web en el ámbito de la gastronomía y la restauración es “a activar los 5 sentidos”.  Es cierto que no se puede oler o degustar una página web todavía, porque seguro que llegará ese momento, pero las imágenes nos hacen sentir, nos transportan y nos activan los sentidos. ¿Quién no ha escuchado la expresión de “comemos por los ojos”? Es una realidad, por eso la tendencia es a webs sensoriales con muy poco texto y mucha imagen, e imágenes que sean reales y que representen la realidad que nos vamos a encontrar en la mesa.

Honesto y real

Los usuarios buscan realidad y esto se traslada a las redes sociales, donde debemos evitar fotos de bancos de imágenes o fotos que estén tan retocadas que en vez de ayudar a generar una experiencia previa al comensal, caigan en un “overpromise” y sus expectativas se vean truncadas a la hora de realmente tener la experiencia física.

Y aquí unimos directamente con la tendencia anterior. Cuando hablamos de gamificación, más allá de poder ver fotos y activar los sentidos, lo que verdaderamente importa es la interacción de los usuarios. Ver una foto es, sin duda un activador de los sentidos, pero… ¿y si además de ver esa foto pueden interactuar con ella?, ¿y si les proponemos descubrir a través de un juego muy sencillo qué ingredientes creen que puede contener o cuales son el país o los países de procedencia que inspiraron al chef a crear el plato?

Este tipo de gamificaciones ya se han empleado en otros sectores mucho menos sensoriales y esto ha hecho que existan herramientas y plugins, ya creados, que abaratan mucho su implementación. No penséis que esto de la gamificación son complicados y complejos desarrollos, sino que verdaderamente es la manera de diferenciarnos, de ser diferentes y de afrontar esta “nueva normalidad” de una forma proactiva.

Redes sociales

Parece que el centro es el web site, pero no quiero dejar de lado las redes sociales; y es que las redes sociales han sido y siguen siendo ya no solo una tendencia, sino una herramienta ya consolidada de la que ningún profesional de la gastronomía duda a día de hoy. ¿Qué hay del uso de las redes sociales? Estar presente en redes sociales requiere de una constante actualización, y es que los usuarios que formamos las comunidades en redes sociales cambiamos de forma constante el modo en que las usamos y en que las entendemos. Si nos fijamos en el uso que hacemos ahora, pero revisamos la historia de las redes sociales, la tendencia es clara e inequívoca hacia la interacción.

Los medios sociales deben ser la viva imagen de lo que sucede a nivel offline. Esto no es un proceso sencillo, ya que pasa, sin duda, por tener personal profesional que sea capaz de generar ese contenido y de manejarse en redes sociales; pero a su vez, hay un tema que preocupa en el sector y que no podemos obviar. Si algo no se puede permitir hoy en día la gastronomía es incurrir en nuevos gastos, así que una de las tendencias que estaremos viviendo en el sector es “un profesional que sea capaz de gestionar la sala o la cocina pero que además sea capaz de gestionar los medios sociales”. Este tipo de profesionales serán, sin duda, los mejores valorados profesionalmente de ahora en adelante.

Autora: Esther González Lorca

Fuente: Excelencias Gourmet (número 75)