Marvin Ardila Cardone es un alumno ítalo-venezolano del primer curso del Grado en Gastronomía de Gasma – Universidad CEU Cardenal Herrera. Hablamos con él para que nos cuente dónde nace su pasión por la gastronomía y para que nos desvele sus aspiraciones de futuro.

Descríbete en tres líneas

Soy una persona que viene de una familia muy unida y alegre, a la que le encanta compartir los valores familiares siempre que sea posible. En mi tiempo libre, me gusta ir al gimnasio y viajar. Por supuesto, siempre que puedo intento ir a un buen restaurante.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la gastronomía?

Desde muy pequeño tuve esa vocación. Además, provengo de una familia italiana con mucha tradición culinaria. En las vacaciones escolares siempre iba a casa de mi abuelo y le ayudaba a preparar la comida del día. Él fue quien me enseñó los sabores y la importancia de los aromas en las elaboraciones que hacía cada día. Tuve la suerte de aprender en un pueblo de Italia y de tener un excelente profesor. Es por ello que decidí estudiar cocina cuando tuviera la oportunidad y acá estoy.

¿Por qué decidiste estudiar en Gasma?

Porque Gasma es una institución que combina el aprendizaje de las técnicas de cocina con las herramientas de gestión de un negocio culinario. Creo que en esta unión radica la diferencia respecto a otras escuelas de cocina que existen. Además, es una institución que cada vez tiene mayor peso en España y en el resto del mundo, lo cual nos ofrece a los estudiantes un sinfín de oportunidades de futuro en el mercado culinario.

¿Cómo estás viviendo tus primeros meses en Gasma? ¿Qué es lo que más te gusta?

Los estoy viviendo con una mezcla de emociones por ser una nueva etapa en mi vida. Pero, sin duda, con mucha alegría y tratando de disfrutar al máximo cada una de las clases y de los momentos fuera de ellas, tanto con mis compañeros, como con los profesores.

¿Qué esperas de los próximos cuatro años?

Espero aprender todas las herramientas necesarias de cocina y management para poder desempeñarme como un excelente profesional de la cocina. Con estos conocimientos como base y una vez adquirida experiencia, me gustaría poder dar el gran paso de montar mi propia cadena de restaurantes.

¿Cómo te ves dentro de 10 años?

Siendo el primer chef venezolano en tener una estrella Michelin. Además, sueño con tener un grupo de restaurantes en diversas partes del mundo, donde pueda dar a probar mi estilo de cocina, adaptado siempre a las particularidades de cada localidad.