Con apenas 27 años, David Gil es el jefe de creatividad en pastelería de uno de los grupos hosteleros que marcan tendencia en el panorama gastronómico internacional: elBarri de los hermanos Albert y Ferrán Adriá junto con la familia Iglesias.

Gil se formó en la Escuela de Hostelería Hofmann y ha trabajado en Can Jubany -con solo 16 años, Le Calendre (3* Michelin), el restaurante Bras-Laguiole (3*Michelin) o Mugaritz (2*Michelin), entre otros.

Su experiencia en Francia ha hecho que aún valore más el postre en la cocina. Para él, el postre finaliza la comida completándola. Por este motivo debe cuidarse al máximo para que la experiencia no decaiga, ya que muchas veces la última sensación influye mucho en la valoración general de una comida