Su formación comenzó en el Centro Superior de Hostelería de Galicia tras lo cual realizó prácticas en el Hotel Villamagna de Madrid y en el Cenador de Salvador.

Durante los años próximos, realiza stages en Tragabuches y El Bohío (ambos con estrella Michelin). Seguidamente, se incorpora al restaurante Villena, en Segovia (una estrella Michelin), donde permanece bajo la asesoría de Julio Reoyo más de dos años al frente de la cocina.

Un aspecto importante en su carrera ha sido la participación en dos ocasiones en el Concurso Cocinero del año. La primera vez obtuvo el Premio Aperitivo Codorníu; la segunda, después de ganar la semifinal de Madrid y Castilla-La Mancha y el Premio Aperitivo Codorníu, consigue el tercer puesto en la final de Alimentaria 2012.

En febrero de 2015 inicia su proyecto personal, La Tasquería de Javi Estévez, donde muestra al público madrileño su compromiso con la ciudad y, sobre todo, con esa cocina casquera que tan bien representa a los madrileños. Esta iniciativa le ha valido el premio Cocinero Revelación 2016 en el congreso internacional de gastronomía Madrid Fusión, así como una mención a Restaurante Revelación en los XIII Premios Gastronómicos de Metrópoli.