Nació en Prendes Asturias en 1979.

Es la quinta generación de una saga dedicada a la restauración y dirige junto a su padre Pedro el negocio familiar Restaurante Casa Gerardo, hoy en manos de la cuarta y quinta generación de esta saga familiar asturiana y con una estrella Michelin desde 1986.

El establecimiento arrancó como una casa de comidas; se reconvirtió poco a poco en un restaurante de altura sin perder su apuesta por la cocina tradicional y estrenó los primeros síntomas de la modernización gastronómica en España allá por los años ochenta.

Hoy, Pedro y Marcos Morán están inmersos en una prudente evolución culinaria y firman platos como su mítica fabada de Prendes, las fabes con almeja o el pitu de caleya (pollo de corral), junto con neorecetas como el Bocadillo crujiente de quesos, el Nuevo cóctel de manzana o la Crema de arroz con leche requemada.