Autodidacta, practica una cocina natural, artesana. Siente admiración por el producto cercano, gestionando una red de pequeños productores locales que abastecen su cocina con productos naturales, en muchas ocasiones obtenidos desde el respeto al medio ambiente y su conservación.

Estudioso de la cultura gastronómica de su comarca y las posibilidades que esta ofrece en la cocina actual, es autor del libro “El cocinero recolector y las plantas silvestres”.

Desde hace años, De la Cruz explora el espacio que rodea su restaurante, La Botica de Matapozuelos, con la obsesión de convertir cuanto encuentra en ingrediente de su cocina.