De origen extremeño pero valenciano de adopción, inició su carrera profesional en 1986, con sólo 14 años.  Con 16 años, empezó a trabajar en el entonces restaurante el Poblet, hoy día Quique Dacosta Restaurante.

La visión gastronómica de Quique Dacosta toma su inspiración del paisaje, el producto y las emociones. Elegancia y minimalismo; calidez y fragilidad se aúnan para representar una cocina creativa y sorprendente.

Su cocina se centra en el ecosistema y el producto, para llegar a un punto mucho más esencial, sin el uso de tantos ingredientes en un plato. Sus tapas significan dinamismo, creatividad, celeridad de cara al cliente. Un torbellino de bocados, y sabores, así como texturas y emociones. Investigación técnico conceptual apoyada en el ecosistema, sus productos y la excelencia en todos los sentidos.