Chef del restaurante Samsha. La mente inquieta de este cocinero, lo convirtió en un visionario de la gastronomía por sus innovaciones en cuanto a las decoraciones. Rodrigo ha motivado la implantación de un nuevo concepto donde se aúnan una sesión DJ, una galería de arte y un escenario comestible.

El trabajo del cocinero castellonense, ganador de Cocinero del año en 2012, es la plasmación de un viaje a través del autoaprendizaje y la auto superación.