Yasmine El Mekati - head sushi chef en El Cairo
Yasmine El Mekati, head sushi chef en El Cairo ( Egipto)

Yasmine El Mekati forma parte de la segunda promoción del Grado en Gastronomía de Gasma – Universidad CEU Cardenal Herrera. Culminó sus estudios en verano de 2020 y desde entonces ha desarrollado su carrera en el mundo de la alta cocina. Como head sushi chef en un restaurante de reconocido prestigio, esta joven de El Cairo (Egipto), nos cuenta cómo la pasión ha sido el punto de partida y cómo estudiar en Gasma le ha ayudado a labrar una carrera y gestionar un futuro más allá de la cocina. 

Te graduaste de Gasma hace ahora dos años. ¿Cuáles han sido tus proyectos desde entonces? 

Al graduarme volví a mi país natal, Egipto. Empecé a trabajar como chef en el grupo gastronómico de alta cocina Sanctum Hospitality. He estado trabajando, sobre todo, en tres de sus restaurantes, aunque también me he podido centrar en la gestión del negocio al convertirme en head sushi chef en su nuevo restaurante, Sushi Oke. 

¿Cuáles son tus funciones como head sushi chef? 

En primer lugar, me aseguro de que todos los ingredientes sean frescos, de la mayor calidad y estén listos para el servicio. A continuación, compruebo si faltan alimentos y doy a mi equipo el informe del día y asigno tareas individuales a cada uno. A partir de ese momento, paso a preparar mi puesto y me concentro en que todo esté preparado correctamente antes de que abra el restaurante. 

Durante el servicio, además de trabajar en las órdenes que recibimos, me aseguro de que el equipo trabaje de forma sincronizada y armónica y de que cada uno siga las instrucciones que ha recibido. Por supuesto, una vez finalizado el trabajo, todo el equipo se junta para limpiar cada sección de la cocina. 

¿Dónde descubriste tu pasión por la gastronomía japonesa? 

Si he de ser sincera, en un primer lugar no pensaba que la cocina japonesa fuera mi pasión, pero quería retarme a mí misma, explorar y trabajar con diferentes tipos de pescado, algo que no había hecho hasta entonces. Con el tiempo he llegado a apreciar la sofisticación y la simplicidad de la cocina japonesa. Además, he ganado más y más experiencia hasta llegar a ser jefa de cocina de sushi. 

Este mismo año el restaurante Izakaya en el que trabajas ha entrado en la lista de los 50 mejores restaurantes de oriente medio y norte de África. ¿Cómo viviste aquel momento? 

Habiendo trabajado solo un año en Izakaya, fue un momento que. honestamente, me llenó de gratitud y humildad al formar parte del esfuerzo común que condujo a este éxito. A partir de ahí, todos nosotros estamos trabajando aún más duro para mantener nuestra consideración en Egipto y estoy muy ilusionada con nuestro próximo reto como equipo.

¿Y qué significa este reconocimiento desde un punto de vista profesional? 

Formar parte de un logro tan asombroso me abre muchas puertas a nivel profesional. No solo ayuda en mi currículum, sino que me enorgullece enormemente formar parte de un éxito así en mi país. Sin duda, me ha ayudado a creer en mí misma y me ha preparado para asumir más retos en el futuro. 

¿Cómo ha ayudado el hecho de estudiar en Gasma en tu carrera como chef? 

Durante mis 4 años de estudio en Gasma he adquirido mucha experiencia en la cocina, así como en la gestión de un restaurante. No sólo me enseñaron eso en la universidad, sino que pude ponerlo en práctica con todas las oportunidades que Gasma me brindó para trabajar en diferentes restaurantes con estrellas Michelin.

Gasma me ha mostrado que la industria de la alimentación tiene diferentes oportunidades de trabajo que puedes elegir y en las que puedes participar, ya sea en la cocina o en la gestión. Tener la oportunidad de asistir a clases magistrales con restaurantes con estrellas Michelin, me ha empujado a profundizar en las maravillas de la cocina y en cómo ser arriesgada e innovadora en mi trabajo. Si no hubiera sido por Gasma, no habría llegado, por ejemplo, a conocer la gastronomía molecular y a convertirme en una fanática de ella.  

¿Qué es lo que más destacas de tu experiencia en Gasma? 

He pasado por muchas experiencias y retos en Gasma, pero lo que más recuerdo es lo acogedores que era todo el personal en la universidad. Te dan un sentido de pertenencia. Me han ayudado a superar mi mayor reto, la barrera del idioma. Llegué sin saber una sola palabra de español, y me han ayudado a alcanzar mi objetivo de graduarme y escribir mi tesis completamente en español. He ganado muchas conexiones profesionales y personales, durante mi tiempo en Gasma.

He pasado por muchas experiencias y retos en Gasma, pero lo que más recuerdo es lo acogedores que era todo el personal en la universidad. Te dan un sentido de pertenencia. 

Yasmine El Mekati

¿Qué le dirías a alguien que está pensando en estudiar gastronomía? 

El atributo más importante para ir a Gasma es ser valiente, paciente y tener una mente abierta. Si tienes tu objetivo fijado, de lo que quieres obtener de tus estudios, entonces Gasma puede ayudarte a alcanzarlo. Cree en ellos y ellos también creerán en ti.

¿Está tu futuro profesional en la cocina o también persigues otras metas? 

Bueno, mi objetivo a largo plazo es dirigir mi propio negocio, un restaurante de tapas españolas en realidad, así que probablemente mi futuro estará tanto en la cocina como en la parte de gestión. Pero para poder convertir este sueño en realidad, todavía me queda un largo camino por recorrer para entender completamente cómo funciona la industria alimentaria en Egipto y cómo estar totalmente inmersa en el mundo culinario de mi ciudad. En los próximos meses deseo poder seguir desarrollando mis habilidades en Sushi Oke, pero también diversificar mis conocimientos y probar nuevos platos fuera del mundo japonés.